South American Real Estate News
/ Argentina estilo de vida / Un refugio de fin de semana en Buenos Aires

Un refugio de fin de semana en Buenos Aires

This post is also available in: enInglés

UNA TARDE Y UNA NOCHE DE PRIMAVERA EN DOS RÍOS

Los preparativos para una visita a Dos Ríos siempre siguen un patrón similar, particularmente empacando la caja fría. ¿Qué podría uno olvidar? ¿Dejamos vino, vodka y limones de la última visita?

El cuidador Beto nos recoge desde el muelle en el continente: a veces el agua es como la seda, a veces es picada a raíz de todos los barcos que pasan, si el buen clima atrae a los porteños al Delta. Los barcos de todas las formas y tamaños se mueven sobre el río, y una fila de personas se forma en el muelle esperando otros barcos. Luego se procede por el Río Lujan y luego por el estrecho Canal de Vinculación, con sus bonitas casas y jardines. Las vistas se abren y las aguas se vuelven más tranquilas, aunque periódicamente aprovechamos surfear una ola creada por un crucero. A medida que doblamos al río Tiburón y luego bajamos por el Arroyo Las Malvinas, regresan los mismos sentimientos y las vistas de miles de visitas: esa sensación de belleza y aislamiento, y del estrés de la ciudad cayendo de los hombros, los diversos tonos de verde del follaje con los arcos de los sauces que tocan suavemente el agua, brindando una sensación de calma y tranquilidad.

Luego de un delicioso almuerzo de ensaladas y quesos, vino y frutas, salgo a pasear por los senderos, en parte por placer, en parte por ejercicio, y también para verificar el estado de la pasarela de madera en la esquina sur cerca de la piscina, sobre el lado del Arroyo Tres Sargentos. En los primeros tramos del camino, me maravillo de la velocidad de crecimiento de los sauces que plantamos hace unos 8 años como pequeños retoños que ahora son grandes árboles oscilantes que proporcionan sombra y fortalecen la base del camino. Los resultados superan las expectativas en ambos casos.

Me acerco a la pasarela con una ligera inquietud: después de las mareas altas, la fuerza de las aguas que retroceden ha provocado que los postes de apoyo se inclinen hacia los lados, inclinando la superficie de la pasarela. La solución es colocar postes de soporte más gruesos más profundamente en el suelo. Parece que las reparaciones han funcionado, y la pasarela ya no está inclinada. Los nuevos postes están en su lugar, parecen firmes, ¡y el camino se ha nivelado con éxito!

Sigo caminando, más allá de la pasarela y hacia abajo en esa sección del sendero que conduce hacia la piscina. Los arbustos y árboles en cada lado se han reunido sobre el camino para crear la sensación de un túnel verdoso, obcuro pero con sombras y rayos de luz solar. En el pasado, aquí es donde he sido asaltado por un cárabo, el que tiene la espectacular cola larga de tijera, sin duda molesto por un intruso en su dominio. Pero no hay rastro de él esta vez.

Llego a la zona de la pileta y su deck. Seguramente hace suficiente calor para nadar, así que ¿por qué no traje toalla y traje de baño? ¿Debería tirarme al agua de todos modos? Lo pensé mejor, ya que me esperan para el té en la casa de otro propietario cercano sobre el lado de Las Malvinas. Así que sigo caminando. Un grupo de amigos se queda con él, incluido un economista profesional de cierta reputación. Inevitablemente, una taza de té se convierte en vino y boquitas, y hablamos de los últimos desafíos económicos y políticos del Gobierno.

Pasó una hora y media en un instante y es hora de irse a casa. Se tiene que encender la parrilla para la cena y debo regresar antes de que la luz se desvanezca. El placer del viaje de regreso se ve realzado por la estimulación de la discusión económica; la suavidad de la luz en otro hermoso atardecer; y la vista de un caraú solitario en la copa de un árbol esperando pacientemente a sus amigos de encuentro cotidiano. Y no menos importante, la perspectiva de un Dry Martini (sí, ¡había limones y vodka en la casa!).

Dos Rios

(Visited 25 times, 1 visits today)
Gateway to South America

About Gateway to South America

Gateway to South America was established in 2006 as a single office in Buenos Aires. The company has since expanded into a vibrant regional network, servicing the Southern Cone clients in Argentina, Brazil, Chile, Paraguay, Peru and Uruguay with professional real estate marketing services. If you enjoy reading our news site please share it on your social media below.

Comments from our readers