La calle más linda y exclusiva de Buenos Aires, también afectada por la crisis: cuánto bajó el valor del metro cuadrado

Se trata de una de las arterias más emblemáticas y codiciadas de Capital Federal, con valores históricos entre los más caros del mercado, pero asoman oportunidades 

La fisonomía de la Ciudad de Buenos Aires cuenta con barrios con características completamente distintas unos de otros. Ya sea por cuestiones urbanas y arquitectónicas, la presencia de locales con marcas valoradas en el mercado o, también, por el precio del metro cuadrado.

La calle más pairisina de Buenos Aires y la continuación de la avenida Alvear: Photo Toribio Achaval

Cada barrio tiene a su vez rincones más codiciados, donde los valores de las propiedades se modifican en función de las calles en las que se encuentran ubicadas, con una variación de precios que puede variar de forma abrupta entre una esquina y otra.

Eso ocurre con la calle Arroyo que es capaz de ser un barrio en sí misma. La tranquilidad, el urbanismo, la arquitectura y la cercanía a tiendas exclusivas, son algunas de las razones que explican el elevado valor de las propiedades.

Con una estructura curvada, Arroyo es, para muchos, la calle más parisina de la Ciudad de Buenos Aires. Son sólo cuatro cuadras separadas por la avenida 9 de Julio. Nace como la continuación de avenida Alvear, justo donde ésta llega a Cerrito, frente a la plaza Carlos Pellegrini.

Su corta extensión está empapada de arte, con cinco galerías en tan solo un par de cuadras, que exhiben el trabajo de diferentes artistas de vanguardia, muchas veces con cócteles y música en vivo. “Vivo en la calle Arroyo hace unos 10 años. Para los vecinos se trata de una mini isla, donde en el chat de vecinos se tratan temas como la seguridad, novedades del barrio y hasta un comité de tratamiento de residuos. Todas las mañanas al salir de casa me encuentro con una calle casi vacía, casi sin tránsito, debido a que se ensancharon todas las veredas para disminuir el estacionamiento de autos, bajar el flujo de los mismo y darle más espacio a los locales de artes y gastronomía que pintan las cuadras desde Esmeralda a Carlos Pellegrini”, cuenta Ignacio Camps, el director de Evoluer a LA NACION.

La sensación de quienes viven en la calle Arroyo es la de estar en una mini isla dentro de la Ciudad: Photo Toribio Achaval

Bautizada por el escritor Eduardo Mallea como “el codo de la aristocracia de Buenos Aires”, es escenario de joyas arquitectónicas que transportan en el tiempo, como la Torre Mihanovich -ex Hotel Sofitel- el Palacio Estrugamou y el Palacio Vencicchi, entre otras.

¿A qué debe su nombre? No siempre se llamó Arroyo. Nació con el nombre de “Calle de las Tunas”, porque al principio era una barranca tan peligrosa que estaba alfombrada con esas cactáceas para evitar el tránsito. Hacia 1900 fue bautizada como hoy la conocemos, en homenaje a Manuel Andrés Arroyo y Pinedo, funcionario y militar argentino que desempeñó un importante papel en la resistencia contra las Invasiones Inglesas.

“Arroyo es un centro neurálgico de galerías de arte, casas de moda, embajadas, imponentes edificios y actividades sociales”, destacan desde la inmobiliaria Miranda Bosch, con presencia comercial en la zona.

Su primer nombre fue Calle de las Tunas para luego pasar a ser Arroyo en homenaje a Manuel Andrés Arroyo y PInedo. : Photo Toribio Achaval

¿Cuánto está el metro cuadrado? El precio ofertado para refaccionar sobre Arroyo es de U$S2900 y el refaccionado está en el orden de los U$S3900. En el portal ZonaProp la oferta de departamentos y el precio difiere notablemente en ambos lados de su línea divisoria, que es la ancha avenida 9 de Julio.

“Es conocida como la calle más linda de Buenos Aires aunque está en un momento de mala prensa y eso hace que aparezcan las oportunidades por estos valores. Desde el inicio de la pandemia empezamos a ver que todo el barrio de Retiro está en retirada y la calle Arroyo también se vio castigada. La proliferación de la villa también afecta esta zona por un tema de seguridad. Estos factores han hecho descender el valor del metro cuadrado a niveles por debajo de los US$3000/m². Esto nunca había pasado y hoy podés conseguir oportunidades en inmuebles que cotizan hasta en US$2700/m²″, afirma a LA NACION Mateo García, director residencial de Toribio Achával.

Sin embargo, el valor de su ubicación y las características únicas de su arquitectura y urbanismo hacen que aún la mayoría de las propiedades defiendan en valor. Los productos más exclusivos todavía se sostienen a US$4500/m². “Si bien los valores de las propiedades bajaron en toda la Capital, la oferta de departamentos es escasa y los valores de las propiedades se mantuvieron porque a los propietarios nos cuesta dejar esta calle que te enamora”, dice Camps.

La oferta entre Recoleta y Retiro

Las dos arterias que se encuentran del lado de Recoleta son las que presentan menor cantidad de unidades en venta y también, las más caras. Entre la calle Libertad y Cerrito hay menos de diez propiedades publicadas, por valores muy elevados.

En este sentido, Toribio Achával ofrece un departamento frente a la plaza Carlos Pellegrini por un valor de US$1.500.000. Cuenta con una superficie de 280 m² y cinco ambientes.

Desde Miranda Bosch destacan un departamento en venta de 550m², ubicado a metros de la avenida Alvear. Está en un edificio de categoría diseñado por el arquitecto Lanusse para él mismo, y con una antigüedad de 60 años.

La unidad supera los US$4 millones y cuenta con detalles y características que lo hacen exclusivo: además de tener todos sus pisos de roble, posee un total 15 ambientes, entre los que sobresalen sus seis dormitorios (uno en suite), cinco baños, living-comedor, una gran cocina, office y lavadero y dos espacios de cochera.

Por otro lado, a partir de Carlos Pellegrini y hasta Esmeralda es donde se concentra la mayor oferta. Los precios en estas dos cuadras varían enormemente. Van desde los US$120.000, las unidades más pequeñas que son de dos ambientes, hasta los que superan el millón de dólares.

Hay quienes la llaman a esta calle “el codo aristocrático” de Buenos Aires por su forma curvilínea y sus edificios de categoría : Photo Toribio Achaval

Además del atractivo para vivir en esta mini isla, muchos departamentos se volcaron en los últimos años al uso comercial. “Arroyo es una calle residencial con algunos edificios que se transformaron al apto profesional como estudios”, explica Camps.

Locales con impronta parisina

Con los años, se multiplicaron las propuestas gastronómicas y artísticas que ofrecen experiencias, como la tienda de antigüedades y piezas únicas en 30 Quarenta. Allí hay piezas disímiles que mezclan estilos y formas.

En La rortisería se pueden comer platos típicos de la mesa de los argentinos : Photo Toribio Achaval

La gastronomía es un rubro que se destaca en Arroyo. Y sea para tomar un vino en la vinoteca Pro Vin Cia frente al palacio Estrugamou; un trago en el subsuelo de Florería Atlántico (multipremiada entre las mejores de Latinoamérica) o almorzar en La rotisería. Además, los desayunos y las tardes se reparten entre el café-restaurante Farinellio y The Shelter Coffee, cuya ambientación está inspirada en los antiguos bares ingleses. También están M Kafee, que conquista con sus flores y su pastelería color rosa.

Una cita obligada para los desayunos : Photo Toribio Achaval

Fuente: La Nacion

(Visited 625 times, 1 visits today)

About Gateway to South America

Established in 2006, Gateway to South America began as a single office in Buenos Aires. Since then, it has grown into a vibrant regional network, providing professional real estate marketing services to clients in Argentina, Brazil, Chile, Paraguay, Peru, and Uruguay. If you enjoy reading our news site, please share it on your social media!

Entrega prioritaria de nuestras publicaciones gratis Suscríbete a nuestros posts en inglés, español o portugués para las últimas noticias de bienes raíces en el Cono Sur sin costo ni obligación.

Comments are disabled
South American Real Estate News
Visit us on LinkedInVisit us on FacebookVisit us on TwitterVisit us on Pinterest