South American Real Estate News
/ Argentina-general / Cepo a la compra de tierras en Argentina: pierde el país y gana la región – Que Lastima

Cepo a la compra de tierras en Argentina: pierde el país y gana la región – Que Lastima

Tierras en Argentina
prairie

Los controles sobre el dólar y la ley de tierras hicieron bajar los precios mientras subieron en los países vecinos

En 2012, el cepo al dólar y el freno a la compra de tierras por parte de extranjeros, que según algunas fuentes representaban un 20% de la demanda, pero con poder de fuego, pusieron en terapia intensiva el mercado de campos. De Norte a Sur, se paralizaron los negocios. Las operaciones cayeron entre un 50 y un 70% y los precios se resintieron. En la pampa húmeda la baja se ubicó en torno del 15%, mientras en las zonas más marginales la merma se estiró hasta el 20 por ciento.

Una de las pocas operaciones de envergadura de los últimos meses que trascendió es la que integrantes de la familia Perez Companc habrían realizado al desembolsar entre 50 y US$ 60 millones por tierras en el sudeste bonaerense.

El país fue la contracara de lo que ocurrió en la región. En las naciones vecinas los precios de los campos subieron entre un 7 y un 10 por ciento.

“La dificultad de operar libremente en un mercado local de tierras dolarizado desde hace más de 35 años y los inconvenientes para repatriar los capitales extranjeros o reenviar utilidades al exterior generaron una pérdida de competitividad de la tierra argentina dentro de la región y en el mundo. Esta complicación se sumó a otras, como la ley de extranjerización de tierras y la falta de políticas de incentivación a la producción”, señaló Cristián Beláustegui, integrante de Compañía Argentina de Tierras (CAT).

Beláustegui apuntó que hoy la Argentina tiene una tasa de riesgo más alta que los países vecinos. “Bajo la mirada de los inversores internacionales, cada país de la región tiene su tasa de riesgo. La Argentina, sin duda, es la zona núcleo de la región, pero su tasa de riesgo hoy es alta”, remarcó.

La síntesis de lo que se vio el año pasado en las naciones vecinas es el siguiente resumen que aportó Beláustegui: “En Uruguay y en Brasil los precios subieron entre un 7 y un 10 por ciento, mientras que en Paraguay y Bolivia se mantuvieron firmes y estables”.

¿Por qué los precios aquí bajaron mientras en otros países subieron?, le preguntó La Nacion a Roberto Frenkel Santillán, vicepresidente de Bullrich Campos y presidente de la Cámara Argentina de Inmobiliarias Rurales (CAIR). El especialista se refirió al impacto del cepo y al límite a los extranjeros y agregó: “Acá la baja fue por un tema político y económico y porque no hay incentivos para producir más”.

Frenkel Santillán fustigó que el cepo al dólar haya producido “un parate importante en el mercado” local de campos.

“Quisieron que la gente atesorara en pesos, pero el peso como moneda de ahorro fracasó rotundamente. Nadie va a guardar pesos en un cajón”, señaló.

Federico Nordheimer, director de la Inmobiliaria Nordheimer, también destacó la firmeza de los precios de los campos en la región y opinó que en la Argentina la baja fue por falta de “confianza”.

 

“En los países vecinos y en los Estados Unidos los precios están firmes y en aumento. La realidad es que hoy la agroindustria está en un excelente momento”, precisó. Según Nordheimer, “el tema de la baja [en el mercado local] es por una cuestión de confianza y económica”.

“A esto se suma que la ganancia está siendo cada vez menor y baja la renta. Entonces, el productor tiene que arriesgar mucho para ganar poco”, señaló.

CONTRASTES

Mariano Maurette, de la sección campos de Álzaga Unzué & Cía., también destacó el contraste entre la Argentina y los países vecinos.

“Pareciera ser que la baja que sufrió el valor de la tierra acá no deja de tener un componente político. Es decir, la coyuntura internacional no ha variado y los países de la región siguen con el viento de cola que nosotros también tuvimos hasta fines de 2011. Pero nuestro mercado se atrancó cuando aparecieron los controles cambiarios, la ley de tierras e inclusive los costos de producción que suben”, evaluó.

Para Marcos Lanusse, consultor, la baja del precio estuvo influida por varios factores, pero los preponderantes fueron el cepo y la ley de tierras. “Creo que en la Argentina influyeron algunos factores internos que no existieron en otros países de la región. En primer lugar, los campos en la Argentina venían hasta 2010 mostrando una suba paulatina de sus cotizaciones, muy por encima de los precios de los campos en otros países de la región. En2011, si bien muchos de los propietarios que ofrecían sus campos a la venta intentaban seguir la escala alcista la demanda aflojó su intensidad y a fines de 2011 se inició el cepo cambiario que generó mucha incertidumbre en el mercado. Luego salió la ley de tierras y con ella se retrajo la demanda de compra por parte de extranjeros”, opinó.

Desde la consultora Openagro, Guillermo Villagra, socio de esa firma, consideró que los países vecinos supieron sacarle provecho a las malas medidas tomadas en la Argentina. “Obviamente, los países vecinos se beneficiaron con las medidas que tomó nuestro país. Entre el cepo al dólar y la ley de tierras, que impide comprar más de 1000 hectáreas, los potenciales inversores han decidido mirar otros países, como Uruguay, Brasil, Paraguay y Bolivia”, señaló.

Para Villagra, la ley de tierras fue un elemento central para que los campos no siguieran la tendencia alcista de los países de la región.

“La clave principal es la ley de tierras. Desde que se aprobó, existen muchísimas dudas sobre su funcionamiento. Estas cosas hacen que los inversores salgan espantados y busquen otras posibilidades”, subrayó.

Con retenciones, trabas, presión tributaria en alza y diversas dificultades para producir, la rentabilidad en la Argentina no pasa por un buen momento. Hay comparaciones que dicen que mientras aquí un campo agrícola de 1000 hectáreas explotado por su dueño podría dejar de 2 a 2,5% el mismo caso en Uruguay estiraría ese porcentaje a 5 o algo más.

EL PULSO EN LOS PAÍSES VECINOS

Precios estimados en otros mercados de la región

  • 11.000
    Dólares en Uruguay
    En los mejores campos sobre el litoral oeste de Paysandú, Río Negro y Soriano, los precios de las tierras agrícolas van de 7000 a 11.000 dólares la hectárea. Cuentan que llegan a máximos de US$ 15.000 en Young
  • 6000
    Dólares en Bolivia
    Según Compañía Argentina de Tierras, en este país los valores están entre 4000 y US$ 6000 la hectárea agrícola al norte de Santa Cruz de la Sierra
  • 10.000
    Dólares en Paraguay
    En Alto Paraná, Caaguazú e Itapuá los campos agrícolas están entre U$S 6500 y 10.000 la hectárea

.La Nacion

Póngase en contacto con el equipo de Gateway to South America para conocer acerca de las mejores oportunidades de inversión en la región. La compañía es un referente para inversores extranjeros que desean invertir en Argentina, Brasil, Chile, Paraguay, Peru and Uruguay, brindando asesoramiento especializado en adquisición de propiedades y tours de inversión.

The Gateway Team – When You are Serious About Property

www.gatewaytosouthamerica.com

(Visited 24 times, 1 visits today)
Gateway to South America

About Gateway to South America

Gateway to South America was established in 2006 as a single office in Buenos Aires. The company has since expanded into a vibrant regional network, servicing the Southern Cone clients in Argentina, Brazil, Chile, Paraguay, Peru and Uruguay with professional real estate marketing services. If you enjoy reading our news site please share it on your social media below.

Comments from our readers